En almuerzo se cocinó aspiración presidencial de Procurador Fernando Carrillo

¿Cómo estaría el almuerzo del Procurador Fernando Carrillo este último sábado en el vecindario de las residencias del exconsejero de Estado Ricardo Hoyos Duque y del Conjuez y abogado suyo Gabriel de Vega? Ricardo Hoyos Duque es el abogado de Luis Pérez Gutierrez en la disputa de Antioquia contra el Departamento de Chocó y contra el IGAC por la legalidad del deslinde y amojonamiento y del mapa publicado como punto final de las aspiraciones del despojo de los corregimientos de Belén de Bajirá, Macondo, Blanquiset y Nuevo Oriente. El influyente exconsejero ronda la Sede judicial del Consejo de Estado como uno de los grandes electores.

El señor Gabriel de Vega, ilustre conjuez de ese mismo tribunal, es el abogado y asesor de cabecera de Carrillo Flórez en la demanda de nulidad de su nombramiento y de la insólita resolución del inefable procurador de la época Edgardo Maya Villazón quien lo absolvió después de quince años de las infracciones de la Catedral recinto sagrado de Pablo Escobar para habilitarlo y ponerlo en la carrera presidencial.

La diplomacia itinerante de Carrillo Flórez y sus frecuentes citas académicas en Madrid y Washington pasa por poner a sus delegados de candidatos a las altas cortes y por explicar en ejercicio de gastronomía y política sus pleitos con los líderes políticos de Bolívar, Córdoba, Santander entre los que piensa obtener su primer millón de votos con el apoyo de la Bancada de Antioquia.

Así se preparan sus pinitos electorales para el 2022 y se rinde fraternal ante su confidente Luis Pérez con quien podría hacer fórmula a la presidencia. Pérez con el apoyo incondicional de su colega de aspiraciones Fernando Carrillo ahora desvía toda su responsabilidad en el aterrador torcido de Hidroituango en cabeza de sus socios de EPM.

Sin duda la dupla de juristas consumados y de gran altura, Ricardo Hoyos Duque y Gabriel de Vega, es un buen equipo de artilleros del señor Procurador para sacar adelante sus pleitos políticos y personales como lo hace con su escudero Iván Darío Gómez Lee derrotado en la última contienda en el Consejo de Estado pero a quien atiende con suculenta insistencia dado su común parentesco santanderiano con la familia Serpa.

Desde ya preparan el ambiente para imponer sus tesis en el caso de la Acción Popular contra Odebrecht por la Ruta del Sol que pasa en los próximos días a ese mismo tribunal donde sus escuderos nadan como peces en el agua. Este portal permanecerá atento fiscalizando las movidas del Señor Carrillo no solo en su reiterado periplo a Madrid en donde disfruta de su especial arquitectura y del solaz académico sino en las andanzas gastronómicas contra los intereses del Chocó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *